04 09 2008

¿Libre albedrío?

¿De qué me serviría a mí ser libre si soy tan perezoso? Contestar que la pereza es mi cadena sería tanto como identificar la libertad con la simple diligencia. Mi envidia hacia los capaces se venga a veces murmurando así: «¡Mira que si los que tanto presumen de libertad y de albedrío no fuesen más que diligentes congénitos, biológicamente predeterminados por el gen de la acucia compulsiva, cuyo descubrimiento los acuciosos investigadores se hubiesen negado a hacer público, ante la grave responsabilidad social de los deletéreos efectos que la divulgación de un hallazago semejante podría tener en la moral de los trabajadores!»

Rafael Sánchez Ferlosio

04 09 2008

Esa ficción maligna

El tiempo fue inventado contr los perezosos, como un ardid para que los que querían quedarse quietos se sintiesen incómodos y entrasen en acción.

Rafael Sánchez Ferlosio